QUE HACEMOS

Una sesión de sonido que tiene como finalidad la conexión entre lo sutil y lo denso, o dicho de otro modo, entre el espíritu y la materia.

Para ellos nos servimos del conocimiento del sonido y sus aplicaciones, como así también de diferentes técnicas de relajación y meditación.

El baño de sonido está compuesto de diferentes momentos. Al principio utilizamos algunas dinámicas donde juntos creamos un espacio de apertura. Así se formaran lazos que servirán para generar confianza en uno mismo y en los otros.

Luego, nos adentramos en el instante sonoro. Aquí, a partir de diferentes instrumentos armónicos, abrimos el espacio etéreo y reordenaremos la materia con nuevos patrones armónicos. Es un momento de profunda relajación y sanación.

Finalizamos, utilizando la palabra como medio para expresar las diferentes emociones que nos ha suscitado la experiencia, y para dar forma a aquello que deseamos.